martes, 17 de julio de 2012

Para ser feliz no es necesario pedir permiso

No hagas preguntas hirientes si no quieres recibir respuestas dolorosas. Que las verdades duelen, pero liberan y tus tormentos no van a ser piedras en mi camino. Que hace tiempo aprendí a vivir mirando al frente, huyendo de un patético pasado en el que la felicidad sólo era una careta. Ahora que la sonrisa es sincera, me niego a pedir perdón por ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.