viernes, 1 de julio de 2011

Callejones ¿sin? salida



A veces, conviene recorrer las calles. Observar sus colores, absorver cada olor, todos los matices. Caminar con los ojos bien abiertos para no perder detalle. Hoy necesitaba salir a las calles. Captar cada uno de sus sonidos y esperar(te).


He recorrido las calles, me he empapado de colores, olores y suspiros... pero tú no estabas. Otro día más, las calles no me han llevado a ningún sitio.
Se ha producido un error en este gadget.