sábado, 8 de septiembre de 2012





Si te alejas mucho del punto de partida, del origen, el día que te sueltan de la mano te quedas solo y  corres el peligro de no saber encontrar el camino de regreso a casa.
Se ha producido un error en este gadget.