lunes, 23 de abril de 2012

Feliz Sant Jordi


La versión de la leyenda más popular en Cataluña explica que en Montblanc (Conca de Barberà) vivía un dragón terrible que causaba estragos entre la población y el ganado. Para apaciguarlo, se sacrificaba al monstruo una persona escogida por sorteo. Un día la suerte señaló a la hija del rey, que habría muerto de no ser por la aparición de un bello caballero con armadura que se enfrentó al dragón y lo mató. La tradición añade que de la sangre derramada nació un rosal de flores rojas.

En este caso, el caballero ha cambiado la tradición de las rosas rojas por las blancas. Las favoritas de la dama... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.